+34 976 096 515 info@lacorbataazul.com

diseño web responsive zaragoza

El pasado 21 de abril de 2015, Google modificó su algoritmo de indexación de páginas web dándole un protagonismo especial al diseño web responsive.

Tras un tiempo avisando sobre ello, el cambio se hizo efectivo y saltó la noticia de la importancia de tener una web adaptable. A efectos prácticos en principio esto iba a suponer que las webs adaptadas iban a posicionar por encima de las que no lo estuvieran. Se creó una serie de rumores enormes sobre la posibilidad de “desaparecer” en caso de no adaptarse, pero al final, a efectos prácticos no ha sido tan drástico. Como suele pasar con Google, después de la tormenta no se sabe del todo la implicación que ha tenido, pero sin duda hay más motivos además del posicionamiento (importantísimo de todos modos) para adaptar tu web.

 

contenido web líquido

 

Antes de entrar a valorar los aspectos principales de un buen diseño web responsive, lo primero es entender bien en qué consiste. Se trata de transformar un diseño fijo, en un diseño variable. La técnica empleada consiste en transformar los elementos de una web de solidos a líquidos, de forma que conforme la resolución del dispositivo cambie, los elementos se coloquen de forma adecuada ayudando a la navegación del cliente. 

En un origen todo el mundo navegaba por internet desde un ordenador, pero eso hoy en día ha cambiado y mucha gente llega a tu web desde una Tablet o un móvil. En un momento dado surge una necesidad y muchos de nosotros navegamos con el teléfono en busca de soluciones. Esto modifica el canal y obliga a adaptarse si se quiere llegar al cliente con un mensaje claro y de calidad.

Los primeros diseños responsive que surgieron y que todavía se ven en la actualidad consistían en realizar una “web” paralela en un tamaño móvil pequeño, de forma que tuviera lo imprescindible. En la actualidad se adapta toda la web en lugar de hacer algo añadido a modo de parche.

 

uso masivo móvil

 

Hay diferentes formas de hacer un diseño responsive. El primero de todos es completamente a mano, empleando una regletas (media queries) y a golpe de CSS puro. Es costoso pero sin duda te permite trabajar todo a tu antojo. Ahora además existen “ayudas” de frameworks de trabajo como por ejemplo mi preferido : Bootstrap.

Otro método es si empleas CMS o plantillas varias, generalmente suelen venir con un diseño responsive adaptado, por lo que si tienes un blog o una web sencilla, lo normal es que tenga un diseño móvil de base. Eso si, quizá no sea perfecto y debas modificarlo buceando en el código, con los peros que eso puede conllevar.

En mi humilde opinión un responsive es hoy por hoy imprescindible. En caso de no tenerlo una persona que acceda a tu web puede no leer bien lo que ofreces, el cómo lo ofreces y desgraciadamente no lograrás captar ni su atención ni su interés. Cuidado con esto.

Personalmente trabajo el responsive ya no solo a nivel CSS, que es primordial, sino que un buen diseño adaptable debe de poner interés en la usabilidad, saber qué se quiere decir, sintetizar y poner lo imprescindible.

Si tienes una web para ordenador, puedes permitirte el lujo de colocar más información, algún reclamo visual, galerías…pero, ¿es realmente necesario que aparezcan todos esos elementos en un móvil? No.

ejemplo diseño responsive web

 

 

Para una correcta estructura móvil debes de pensar que la persona quizá no tenga Wifi, o que vaya justa de datos. Si le obligas a cargar cien fotos, va a verse en problemas. O por ejemplo, en web puedes observar un slider enorme, elemento que quizá no aporte nada en un móvil. Por ello voy a dejar muy claro que hay que estudiar a fondo qué elementos son necesarios y cuales no. No solo es adaptar una web, sino entenderla y trabajarla para cumplir con la usabilidad y contentar las necesidades del cliente.

Si usted aun no tiene un diseño responsive en su web, quizá deba de pensarlo. Ya no solo por la penalización de Google, que es real aunque difícil de calcular. Sino porque una web no adaptable es incomoda para el usuario y no está cumpliendo con las necesidades del mercado. Un mercado exigente que emplea otros soportes además del ordenador, y que exige comodidad y facilidad a la hora de encontrar algo que necesita. Ponte en el lugar del cliente y entiende que si no te adaptas al mercado, otro que lo haga va a llegar con más puntos que tu al cliente.

 

un saludo!! Y ante la duda, el responsive design es la apuesta segura!!