+34 976 096 515 info@lacorbataazul.com

Bueno, este post quiero dirigirlo al usuario no profesional de los blogs, a ese que tiene cosas que contar y escribir sobre temas muy variados y que se lanza a crear un blog con toda la ilusión del mundo.

No nos engañemos, lo primero que hay que saber es que diariamente se abren muchos blogs, y que desgraciadamente (o no) no todos llegan a nada. Es más, muchos se crean y nunca se utilizan, o se utilizan un tiempo.

como-llevar-un-blog

Este post pretende ser un pequeño recordatorio de cosas a tener en cuenta para no caer en el tedio o la desesperación y abandonar algo que quizá tenga valor.

Cuando uno crea un blog lo primero que hay que nunca perder de vista es el motivo del mismo, es decir, el motivo por el que se creo, su finalidad, y lo que te aporta como persona.

Mucha gente lo hace por vocación, o simplemente como desahogo, pero siempre hay un motivo, y es ese motivo el que debe de ser la base, ya que será el motor de nuestro blog.

Una vez hemos descubierto lo que nos lleva a escribir tenemos que plantearlo de una forma que interese a la gente. Ya que lo publicas tu interés debe ser interactuar con otros usuarios, crear un espacio único de calidad. Si lo que escribes no tiene ningún atractivo excepto para ti, pues bueno, tendrás un espacio para explayarte pero no tendrás un feedback.

Cuando abrimos un blog, generalmente muchos usuarios piensan en convertirse en un referente de opinión , en tener muchas visitas, en ganar dinero con el, pero no, eso no es lo primero que tienes que pensar. Eso es algo que si tiene que llegar llegará, con el tiempo y con tu trabajo, y nunca por azar o de primeras.

blog-idea

Aquí van pues una serie de consejos para llevar un blog:

  • Encuentra un tema que te apasione. Si no escribes sobre algo que te gusta y te interese muy pronto perderás las ganas. Esto es algo que vas a hacer en tu tiempo libre y a modo de distracción o hobby, y si no cumple con eso pronto abandonarás. Parece una tontería pero es sin duda el punto de partida más importante.
  • Piensa dentro de ese tema como debes contar las cosas para hacerlo atractivo e interesante. No vale con escribir tres líneas y poner dos fotos. Tiene que haber un mensaje y tienes que aportar cosas. Piensa que al igual que tu lo escribes por placer, los demás deben leerte por el mismo motivo.
  • No te obsesiones con las visitas, lecturas e interacciones. Aunque al principio no tengas muchas, esto es una carrera de fondo. Si te obsesionas con esto y te dominan las prisas, al final escribirás desmotivado y poco a poco tus ganas menguarán.
  • Infórmate en internet sobre como debes plantear pequeñas cositas de SEO para mejorar el rendimiento de tu blog. Hoy en día hay pluggins que ayudan y mucha información por internet (un día escribiré sobre ellos). Si tu trabajas este punto poco a poco verás resultados.
  • No copies contenido de internet. Estás hablando de algo que te apasiona! Hazlo tuyo! Cuenta tus sensaciones, empatiza con el usuario y busca que entiendan lo que quieres transmitir. Puedes compartir contenido de otros citando la fuente y mencionando al creador, pero trata de darle siempre tu perspectiva.
  • No te obsesiones con el número de posts que escribas. Recuerda, esto no es tu trabajo, no vives de ello, escribe cuando lo sientas y como lo sientas. No puedes presionarte ya que si lo conviertes en un trabajo adicional y no remunerado caerás muy pronto en el aburrimiento y dejarás tu blog. No obsesionarte tampoco implica hacer un post cada dos meses, aunque tampoco pasaría nada. El ritmo marcará tu camino, pero como ya hemos dicho, es un hobby, tiene que ser algo placentero y relajante.
  •  En internet se habla de persona a persona, por lo que el trato debe ser correcto. Huelga a decir que la calidad de la ortografía y la gramática importan mucho, y que la estructura de tus textos y la calidad de las imágenes mejoran las sensaciones de tu blog.
  • Apoya tu blog de otros soportes como las redes sociales para sentirte mejor y más integrado en un área de información. Aquí podrás dar a conocer tu blog e incluso compartir momentos únicos con otros usuarios.

En conclusión, a nivel personal un blog debe de ser un espacio personal único y propio en el que se transmitan contenido de calidad, con buena presencia y de interés. Recuerda, no caigas en el aborrecimiento y no te obsesiones. Se paciente. Si caes en las prisas y pierdes el placer de contar cosas sobre lo que te gusta, vas mal encaminado. La paciencia es una virtud, y tu blog debe relajarte, no agobiarte más.

Un saludo